SEGÚN EL TITULAR DE LA SEDETUS, “EL CALOR LAS ESTA DESTRUYENDO”… ¡AHORA RESULTA!

0
32

Chetumal.- El titular de la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable de Quintana Roo (Sedetus), Carlos Ríos Castellanos, señaló que las casas ubicadas en el Fraccionamiento Flamingos IV, se están agrietando a causa de las altas temperaturas, y no por temas de mala edificación.

Y es que luego de que varias familias hicieran del conocimiento publico las múltiples anomalías que existen en las viviendas que fueron construidas como parte del programa del gobierno del estado, “Lotes con Servicios y Vivienda Digna”, en el Fraccionamiento Flamingos IV de Chetumal, y que están pagando a crédito, el titular de la Sedetus, se vio en la necesidad de dar su postura de manera pública ante esta situación.

Pero, lo dicho por el funcionario no fue para nada del gusto de los afectados, pues dijo que las grietas y demás anomalías que se están presentado en las casas del conjunto habitacional obedecen a la exposición de los material a las altas temperaturas que se registran en la región, y que nada tienen que ver con temas de una mala construcción.

El funcionario señalo que de un total de 384 viviendas, son únicamente 15 o 20 las que presentan anomalías, falta corroborar con los dueños de todas las viviendas, si los números coinciden o no.

Carlos Ríos, de igual manera se comprometió a que las anomalías serán reparadas a un plazo no mayor a tres meses, que se dará una atención puntual al tema y que se hará valer la garantía por vicios ocultos con la constructora.

“No se van a dejar así las cosas, las familias serán atendidas de manera puntual. Es un asunto que ya se está atendiendo, y es normal que esto suceda debido a las altas temperaturas, lo importante es que ya hay acuerdos con la constructora, y los problemas deban quedar resueltos  en menos de tres meses”.

Lo cierto del caso es que las familias afectadas ya no creen en promesas, ni mucho menos en que el calor este “derritiendo” sus casas. Pues esta no es la primera vez que se comprometen en resolver al asunto.

Los habitantes del conjunto habitacional señalan que las casas ya han sido “reparadas” en varias ocasiones, pero que al final el problema vuelve, pues aunque les den una “manita de gato”, el problema es estructural y de cimentación, aunque la Sedetus opine lo contario.

Las familias buscan ser reubicadas, a casas seguras y sobre todo bien hechas, no quieren más reparaciones superficiales. Además de que han firmado acuerdos con personal de la Sedetus en donde se comprometen realizar reparaciones como picar muros divisorios, aplanar con mortero, pruebas de compactación, reparar grietas, revisar armex, volver a pintar entre otras, pero no les cumplen, y a quienes les han cumplido los problemas aparecen casi de inmediato aun después de que hayan sido “reparados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here