¡No todo lo que brilla es oro!, y para muestra el “acuerdo” MEX-USA

0
39

Qué onda mi gente, hoy les vengo trayendo nada más y nada menos que un tema que desde el fin de semana ha estado causando revuelo en los medios de comunicación y en las redes sociales, yo la mera verdad no estaba ni enterada, fue mi comadre soco la que me comentó como está el despapaye, no le entendí muy bien pero rápidamente me metí al face y al internet y ya le capté, por eso se los quiero chismear.

Resulta que los gobiernos de México y Estados Unidos luego de pláticas y de una reunión de más de 10 hora,  llegaron a un “acuerdo” migratorio en “conjunto”, el cual está compuesto por cuatro puntos, “GRACIAS” a este acuerdo el Donald Trump decidió suspender indefinidamente la aplicación de tarifas arancelarias, esto lo dijo a los medios de comunicación el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Se supone que estas acciones se dieron luego de que Estados Unidos llamó a México a charlar sobre el aumento de migrantes hacia Estados Unidos, provenientes de Centroamérica y que llegan a dicho país a través de México, por lo que ambos países se comprometieron a trabajaran conjuntamente y lo más pronto posible para alcanzar una solución duradera a este problema, pues imagínense la urgencia del señor Trump, si nomas de oír la palabra migrante se le ponen los poco pelos de punta.

Por su parte México se comprometió a frenar el flujo migratorio irregular, incluyendo el despliegue de la Guardia Nacional en todo el territorio nacional, dando mayor prioridad a la frontera sur, además de que los migrantes que estén a la espera de la resolución de su solicitud de asilo en EU serán recibidos por México y les ofrecerá oportunidades laborales, acceso a la educación y a la salud, así como protección a sus derechos humanos mientras permanezcan en el territorio nacional.

Por su parte Estados Unidos dijo que suspenderá indefinidamente la aplicación de tarifas arancelarias, además de respaldar el plan de desarrollo integral para el sur de México y los países del Triángulo Norte de Centroamérica, Guatemala, Honduras y El Salvador, que impulsa el gobierno mexicano.

Aunque el gobierno mexicano ha sido enfático en decir que se encuentra satisfecho con el acuerdo, y que le gustaría que si estas cosas funcionan (sobre todo para nosotros) se pueda encontrar una  verdadera solución al problema que tenemos; hay quienes aseguran que este acuerdo no estuvo para nada equilibrado, pues señalan que fue solo Estados Unidos quien logró un acuerdo firmado con México.

Luego de todo este merequetengue, Estados Unidos y México se comprometen a:

–           México tomará medidas sin precedentes para aumentar la aplicación de la ley para frenar la migración irregular, para incluir el despliegue de su Guardia Nacional en todo México, dando prioridad a su frontera sur. México también está tomando medidas decisivas para desmantelar las organizaciones de tráfico y contrabando de personas, así como sus redes financieras y de transporte ilícitas. Además, los Estados Unidos y México se comprometen a fortalecer la cooperación bilateral, incluido el intercambio de información y las acciones coordinadas para proteger mejor y asegurar nuestra frontera común.

–           Los Estados Unidos ampliarán de inmediato la implementación de los protocolos de protección al migrante existentes en toda su frontera sur. Esto significa que aquellos que cruzan la frontera sur de EU para buscar asilo serán devueltos rápidamente a México, donde pueden esperar la adjudicación de sus solicitudes de asilo.

–           México autorizará la entrada de todas esas personas por razones humanitarias, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, mientras esperan la adjudicación de sus solicitudes de asilo. México también ofrecerá empleo, salud y educación de acuerdo a sus principios.

–           Los Estados Unidos se comprometen a trabajar para acelerar la adjudicación de las solicitudes de asilo y concluir los procedimientos de remoción lo más rápidamente posible.

–           Ambas partes también acuerdan que, en el caso de que las medidas adoptadas no tengan los resultados esperados, tomarán otras medidas. Por lo tanto, los Estados Unidos y México continuarán sus discusiones sobre los términos de entendimientos adicionales para abordar los flujos de migrantes irregulares y las cuestiones de asilo, que se completarán y anunciarán dentro de los 90 días, si es necesario.

Por lo que podemos ver este tema un no está cerrado pues apenas se pondrán en marcha las acciones acordadas para ver si estas funcionan o nada, ustedes como lo ven, ¿realmente hubo acuerdo mutuo?, ¿creen que estas medidas sean las correctas?, pues repito son muchos los que aseguran que las medidas de México fueron solo como respuesta a la amenaza de Estados Unidos, por lo que para muchos este “acuerdo no es motivo de “celebración” si no un acto de “resignación.

Lo cierto del caso es que en los últimos meses, Trump ha adoptado los aranceles como una herramienta política que puede usar para obligar a los países a cumplir con sus demandas, en este caso sobre su firma de inmigración. Sin embargo, más allá de Trump y varios asesores de la Casa Blanca, pocos en su gobierno creían que las tarifas eran una buena idea, según funcionarios familiarizados con las deliberaciones internas. Esas personas se habían preocupado por las consecuencias económicas negativas para los estadounidenses y argumentaron que los aranceles, que probablemente generarían represalias en las exportaciones de los Estados Unidos, también perjudicarían políticamente a la administración. Inclusive los republicanos en el Congreso también advirtieron a la Casa Blanca que estaban listos para enfrentar al presidente y tratar de bloquear sus aranceles, pero no porque estuvieran de lado de los mexicanos, sino porque les preocupaba que aumenten los costos para los consumidores estadounidenses, y se perjudique la economía y pongan en peligro un importante comercio pendiente entre EE. UU., México y Canadá.

Es mucha la gente que asegura que todo indica que AMLO está prácticamente al “servicio” del presidente de Estados Unidos, pues atrás quedaron aquellos “derechazos” que durante su campaña lazaba hacia Trump, hoy la gran parte de los mexicanos opina que este “acuerdo” trae más derechos para los migrantes que beneficios para los mexicanos, y aseguran que lo que necesitan es un presidente que no se deje asustar con un 5% de aranceles, y que mejor se ocupe en realmente ayudar a los mexicanos echándose un clavado en la ley de impuestos, para corregirla.

¡Así las cosas! Y pa’ acabarla de amolar, además de que se hizo lo que “güero” quiso, todavía nos pondrán a prueba 90 días  a ver si cumplimos, ¿y si no?, acaso vendrá otro acuerdo, otra amenaza, o que podemos esperar, aunque lo ideal es que nuestro gobierno realmente vea por los intereses de su gente y no los de fuera.

“La Metiche”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here