MIGAJAS PARA PUEBLO, PERO ELLOS SE SIRVEN CON LA CUCHARA GRANDE

0
32

Felipe Carrillo Puerto.- En los últimos días el presidente municipal de Felipe Carrillo Puerto se vio envuelto en un escándalo más, otro relacionado con la corrupción y un presunto “pago de favores”, o beneficios millonarios por “compadrazgo”.

Y es que en diversos medios quedo expuesto un “dudoso” contrato con un empresario poblano, cuyo domicilio fiscal figura en una pollería, aunque “extrañamente” el contrato no era para el rubro de alimentos, si no para obra pública.

Según el contrato: OP-FCP-FISMDF-19-LP-26/2019; signado por el Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto para realizar la obra denominada: “CONSTRUCCIÓN DE TECHO FIRME DE LÁMINA METÁLICA” para las comunidades de Señor, José Pino Suárez, Tixcacal Guardia, San Antonio Nuevo y San Antonio II, el “ganon” resulto ser Víctor Hugo Hernández Martínez, quien de acuerdo al contrato es una persona física con actividad empresarial cuyo domicilio fiscal de su “aparente empresa” figura en el estado de Puebla de los Ángeles, en la calle Juan Galindo número 19, entre calle Santos Degollado y calle Melchor Ocampo, en la colonia Cerrito, en el municipio de Huachinango, pero ese domicilio corresponde al negocio de una pollería.

Por este concepto el ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto, pagó a este presunto prestanombres, la módica suma de 4 millones 174 mil 197.35 pesos, otro dato es que en el contrato no se especifica por ningún lado las características como el grosor de las láminas, el número de ellas, cuántas casas por comunidad serían beneficiadas y otras cuestiones técnicas, lo cual hace aún más extraña la situación.

Otra cuestión que está en duda, es el porqué de la contratación de una empresa foránea, cuando se debería procurar beneficiar a empresas locales e inclusive estatales.

Indagando un poco, nos enteramos que “casualmente” el tesorero municipal Melchor Gómez, si ese que se pasea en su camioneta de lujo, y el secretario particular Dalton Gómez, de quien muchos trabajadores no tienen una buena opinión, son poblanos, y por obvias razones o más bien por intereses personales la empresa a la que se le adjudicó este millonario contrato, también tenía que ser poblana.

Y es que aunque estos personajes ya llevan años en Felipe Carrillo Puerto, tienen muchos familiares en puebla, por lo que un contratito por más de 4 millones no le cae mal a ninguna familia.

Lo reprochable de este asunto es que si estas personas junto con José Esquivel, están para velar por los interés del pueblo, ¿Cómo va a acabar la cosa?, pues lo único que hacen es demostrar una y otra vez que lo único que les importa es el servirse con la cuchara grande dejando a un lado las necesidades de la gente.

Muestra de ello este millonario contrato por más de 4 millones de pesos, dinero que fue a parar a un municipio de otros estado, y beneficiando a unos cuantos, cuando en lo local existe gente que necesita ser apoyada, empresas que pueden cumplir cabalmente con los trabajos y que si este dinero se hubiera quedado en donde debería, la economía local estuviese girando y no estuviera pasándola tan mal por el desintereses de sus autoridades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here