Enfrentamiento entre vendedores y personal de la dirección de Fiscalización

0
9

Chetumal.- Un conato de enfrentamiento entre vendedores de las comunidades de Mayabalam y Kuchumatan y personal de la dirección de Fiscalización se registró esta mañana en las inmediaciones del mercado nuevo, luego que las autoridades municipales intentaron desalojarlos a pesar del ofrecimiento del alcalde capitalino, Otoniel Segovia Martínez, de que podían realizar sus actividades comerciales.

La intervención de la Policía Quintana Roo impidió que los hechos derivaran en una gresca mayor.

El incidente permitió a los vendedores de comunidades rurales reiterar su denuncia de extorsión que realizan los inspectores de fiscalización municipal, ya que efectúan cobros por ‘derecho de piso’ sin otorgarles los recibos correspondientes.

De acuerdo con el parte policíaco, alrededor de las 2 de la mañana, inspectores de Fiscalización municipal, Protección Civil, acompañados de cinco elementos de la Policía Municipal, se apostaron en las áreas asignadas para los vendedores de comunidades rurales – en su mayoría procedente de las comunidades de Maya Balam y Kuchumatan- en espera de la llegada de los pequeños comerciantes.

Las autoridades municipales impidieron que los vendedores se instalaran con el argumento de que no usan cubrebocas tampoco gel antibacterial ni guantes ni guardan la sana distancia a pesar que manejan alimentos.

Esta situación originó un intercambio de palabras entre vendedores, quienes argumentaron que es su única fuente de ingresos y que no habían tenido ventas ya que habían suspendido la actividad por varios días. Además los vendedores dijeron estar cansados de los abusos, hostigamiento y extorsión de los inspectores de fiscalización.

Minutos después intervino la Policía Quintana Roo que cerraron de manera temporal la circulación sobre la avenida CNC, entre Avenida de los Héroes y Francisco Librado E. Rivera, mientras el personal del Ayuntamiento de Othón P. Blanco intentaba dialogar con los inconformes.

Después de una hora de intensas negociaciones, las autoridades municipales dieron permiso para que los vendedores se instalen nuevamente, siempre y cuando utilicen las medidas sanitarias establecidas para evitar la propagación de COVID-19.

Asimismo, se estableció que las restricciones serán para todos los comerciantes, inclusive los establecidos, porque existen casos de aquellos que han invadido las banquetas y tampoco respetan las disposiciones sanitarias.

Noticaribe/Rafael Briceño

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here