Continúan las malas mañas en la Sección 25 del SNTE

    0
    29

    Según la mala maña de vender plazas, había quedado en el pasado, pero ni maíz, continúa más presente que nada, claro, bajo el agua como es de imaginarse, y en esta mafia participan conocidos personajes. Las plazas continúan vendiéndose al mejor postor generando “ganancias” para unos cuantos, pero perjudicando a un gran número de jubilados, a quienes no les importa dejar desprotegidos aun cuando por más de 25 años dedicaron su tiempo y dedicación al servicio de la educación.

    Extrañamente no ha salido publicada información respecto a este asunto, pese a que varios de los afectados, quienes prefieren estar en el anonimato, han dado a conocer la manera turbia de proceder de personas como las que aparecerán a continuación.

    Y es que tarde o temprano la corrupción que impera entre la Secretaria de Educación de Quintana Roo y el Sindicado Nacional de Trabajadores de la Educación, Sección 25 (SNTE), pues la secretaria de los servicios educativos en la entidad, Ana Isabel Vázquez Jiménez, y Miguel Arroyo Martínez, encargado de recursos humanos, trabajan “en la sombrita”, con el secretario general de la Seccion 25 del SNTE, Fermín Pérez Hernández, y su “operador”

    Aron Ancona Esquiliano, esto a decir de los afectados que han manifestado su molestia.
    Según ellos, la corrupción en el SNTE ha regresado y con todo, pues han traído a la actualidad antiguos malos manejos, como lo es la venta de plazas y al mejor postor, siendo Cancún y Playa del Carmen, las mejores zonas para hacer sus chanchuyos.

    A la actual dirigencia de la sección 25 del SNTE no le interesa dejar a la deriva a miembros jubilados quienes por más de 25 años dedicaron tiempo y vida al servicio docente, quienes hoy en día se preguntan ¿en dónde quedan las cuotas sindicales que aportaron por muchos años?, pues se habla de casi 200 mil pesos por cada miembro, en todo su ciclo de vida de afiliación perteneciente al gremio.

    Los perjudicados han señalado que la Secretaría de Educación en Quintana Roo, se ha prestado los malos manejos de Fermín Pérez. Además de que muchos jubilados que se dicen traicionados por su mismo sindicato, e inclusive defraudados económicamente, al no cumplirles con lo prometido y acordado entre líderes y jubilados, pronto demandaran penalmente, pues aseguran dieron dinero a cambio de plazas, mimas que nunca recibieron.

    El gremio se dice cansado de que todos los líderes que han pasado por la Sección 25 del SNTE, de repente se convierten en “poderosos”, sus patrimonios ascienden a muchos millones, mientras que un maestro frente a grupo, ni teniendo doble plaza logra tal fortuna. Mencionan que muchos de esos líderes tienen propiedades a la orilla del mar en las playas más cotizadas del caribe, en ciudades importantes de México, hasta hoteles, ranchos y tierras.

    Además mencionan que sus dirigentes no agradecen que muchos de ellos fueron cobijados por su gremio para colocarse en las más altas cúpulas políticas estatales y federales, en donde han permanecido obteniendo millonarios sueldos, pero una vez ahí del gremio ni se acuerdan. Por ello son claros en decir que ahora que aun con sus malos manejos, busca formar un nuevo partido político, no apoyaran a los corruptos secretarios generales que han vivido de las cuotas de la Sección 25.

    Y es que si no sabía, el actual secretario general de la Sección 25 del SNTE, Fermín Pérez Hernández, en conjunto con sus allegados, ya se encuentran maquinando la Creación de un nuevo partido llamado “Grupo Social Promotor de México”, obviamente apoyados con la estructura extinta de Nueva Alianza.

    Se menciona que en sus asambleas ya realizadas, se han apoyado las estructuras educativas de la Secretaría de Educación Pública de Quintana Roo, además de que utilizan a integrantes del Sindicato para ser parte de este nuevo partido, acción que de ser cierta, estarían violentando el Artículo 3 de la Ley General de Partidos Políticos, en donde se prohíbe cualquier forma de afiliación corporativa, al igual que se violentaría la ley al utilizar a un sindicato para afiliar a ciudadanos.

     

     

    De la Redacción

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here