4 de cada 10 cuerpos de agua con indices de materia fecal y metales pesados

0
6

Chetumal.- La Cámara de Diputados dio entrada al análisis de un acuerdo para investigar el saqueo y contaminación de más de 200 cuerpos de agua en Quintana Roo, durante los últimos cinco años, derivado de construcciones en el norte de la entidad.

La propuesta de la legisladora Julieta Macías Rábago, de Movimiento Ciudadano, expone la urgencia y necesidad de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Comisión Nacional del Agua, trabajen en la creación de una legislación que proteja los mantos acuíferos subterráneos.

Los principalmente son los cenotes que están siendo explotados tanto para actividades turísticas, así como depósitos de basura, afectando con ello la calidad del vital líquido.

Los estudios que Macías Rábago cita incluyen exploraciones realizadas por la Universidad Nacional Autónoma de México y La Universidad Tecnológica de la Riviera Maya, cuyo rector, Jaime González Mendoza, es también el director regional de Aspen Instituye México y de la National Geographic Society, una de las organizaciones más prestigiosas a nivel internacional en el tema del aprovechamiento de los recursos acuíferos.

De dichas investigaciones se resalta que tan solo en la zona de Tulum se encuentran mil 500 kilómetros de galerías sumergidas, incluyendo cenotes y ríos subterráneos, de los cuales, el 40 por ciento presentan niveles de alta contaminación, al ser explotados por fraccionamientos para el consumo de agua de sus habitantes, pero también como vertederos de aguas negras.

“En otras palabras, si bien Quintana Roo cuenta con vastas cantidades de agua dulce, bajo los suelos de Tulum, Playa del Carmen y Cancún, son una auténtica cloaca, ya que en 4 de cada 10 cuerpos de agua se encontraron índices importantes de materia fecal y metales pesados”.

Por esa razón el punto presentado ante la máxima tribunal del país señala la urgencia de que las autoridades ambientales federales elaboren un plan de rescate y saneamiento del acuífero. Señala que la Profepa y la Semarnat son los responsables de tener reglamentos que limiten el aprovechamiento de estos recursos tanto para la actividad turística como desarrollo urbano.

La contaminación de esos cuerpos de agua no son los únicos temas que son responsabilidad de ambas instancias, señaladas en el punto de acuerdo planteado, sino que a nivel local son constantes los señalamientos de la falta de actuación de los funcionarios que ocupan las plazas en Quintana Roo.

ARMANDO GALERA/SIPSE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here