Productores no saben a donde acudir

0
131

José María Morelos.- El Fondo Regional Much Meyaj, organismo que apoyaba a los productores rurales del municipio, desapareció desde hace varios años, y por tanto ahora los productores rurales no saben a qué instancia del gobierno acudir para que apoyen sus proyectos.

Los fondos regionales, según un documento elaborado por la Universidad Autónoma Metropolitana, “son instrumentos de financiamiento que busca (ban) cubrir las necesidades y demandas de recursos productivos de las organizaciones y productores indígenas”. Esto, como medio para “promover el desarrollo social y económico de las comunidades y regiones indígenas del país poco atendidas”.

Raymundo Balladeres, vecino de la localidad de Othón Pompeyo Blanco, dijo ayer que en su comunidad el único proyecto que obtuvo recursos del Fondo Regional fue para la cría de borregos, impulsado por un grupo de mujeres y hombres.

Ese proyecto se consolido, porque hizo ver que hasta ahora las mujeres tienen sus borregos, pero expresó que no volvieron a recibir otro recurso del Fondo Regional porque éste desapareció, manifestó el productor.

Indicó que ahora los campesinos no saben a dónde acudir para que les financien sus proyectos, ya que ahora ni la propia CDI tiene recursos paras apoyarlos.

En el municipio, comentó, se sabe que el Fondo Regional financió proyectos para la cría de abejas, ganadería y cultivo de sandía, sin embargo, la recuperación de los créditos fue muy lenta.

En esta ciudad el ya desaparecido Fondo Regional cuenta con dos locales: uno ubicado sobre la calle Santiago Pacheco y otro ubicado sobre la Noh Bek, de la colonia San Antonio Tuk. El edificio de la calle Santiago Pacheco se mantiene cerrado desde hace más de cuatro años, y el otro está arrendado a una organización apícola.

El Fondo Regional, según Raymundo Balladares, recibía recursos para el financiamiento de proyectos productivos de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos indígenas (CDI). En esta ciudad, actualmente la residencia de la CDI sobrevive con dos empleados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here