La Fajina

0
330

Bien dicen por ahí… “Quien siembra vientos, cosecha tempestades”

Para esta temporada de campañas de muchos es sabido que los candidatos se rodean de un grupo cercano de personas quienes los ayudan en sus estrategias, peeeeero a su vez ese grupo de personas tiene a su propio equipo, llamémosles coordinadores, colaboradores, activistas o como usted quiera, ya sabe, de esa gente a la que se busca, para que reúna más gente y se haga un grupo más nutrido en apoyo a los candidatos.

Pero que cree, pues resulta que varios “colaboradores”, están haciendo su “trabajo” ¡de la chin….a Hilaria!, y digo “trabajo” porque la gente así bajita la mano recibe su dinerito, el punto es que estas personas nomás no dan ni una, y honestamente no sé si los candidatos estén enterados de esta situación, pero hasta ahorita lo único que hacen esas personas es dejarlos mal parados.

Primero algunos ya se sentían los reyes midas, pues al ser nombrados como coordinadores de campaña, se creían los todo poderosos, tal cual como dice aquel dicho, “si quieres conocer a alguien… dale un poco de poder”, y es que apenas comenzaron con su trabajo algunos de ellos, ya se paseaban con el cuello bien parado, mirando a la gente desde arriba, con bastante arrogancia y dándose aires de grandeza.

Ahora mucha gente se ha quejado de que la gente cercana a los candidatos da una cierta cantidad de dinero a otros colaboradores o activistas, para que transporten gente, o para diversos gastos relacionados a la campaña, pero que cree, pues que se van al “michigan”, pues la mitad de ese dinero se va para su bolsillo y lo demás para la campaña. Y por si esto fuera poco hay “colaboradores” que le veletean pues andan trabajando para más de un candidato. Ellos están haciendo su agosto en pleno mes de la madre, rascando dinerito de aquí y de allá.

Supuestamente a estas personas se les paga, bueno digamos que se les apoya con una módica cantidad, para que el candidato tenga un mayor número de militantes seguros para llegar fuertes al día de las elecciones, pero con todo esto va a ver demasiado voto cruzado, pues los colaboradores un día le trabajan a los rojos, otro día a los azules y al otro día al que caiga, solo le están tomando el pelo a los candidatos, y al parecer no hay nadie que supervise esta situación.

¿Usted cómo ve la cosa?, pues imagínese en primera ellos son “colaboradores” y no candidatos, y aun así andan de pesados, y luego la gente a la que buscan resulta veleta. Que complicada está la cosa mis paisas, ojala los candidatos hagan algo al respecto para ya no les estén viendo la cara, y sería bueno recordarles que estas acciones de sus colaboradores lo único que logran es dejarlos mal, pues a fin de cuentas la gente no habla de menganito, ni de perenganito sino directamente del candidato, o bien del partido en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here