En desplome, producción lechera

0
181

Chetumal.-En el ramo de la producción de leche de vaca estamos mal, pues de 15 mil litros diarios cayó a cinco mil, el precio por litro es de seis pesos, la planta de Bacalar no funciona y los centros de acopio de Nicolás Bravo y Morocoy, en el municipio de Othón P. Blanco, y Miguel Alemán, municipio de Bacalar, son ‘elefantes blancos”, afirmó el presidente de la Asociación Ganadera Especializada Lecheros Unidos del Caribe, Albino Enríquez Martínez.

Aseguró que la producción de leche de vaca se encuentra en el sur del estado, sin embargo, no avanza por que no existen las condiciones, primero porque se tiene una planta procesadora en el municipio Bacalar, a la cual no se le da el uso correcto; los productores en su momento, en compañía de un empresario yucateco, la solicitaron en comodato y no se las quisieron entregar.

“El empresario lo único que quería es que le den la planta en comodato y él garantizaba comprar toda la producción de leche de vaca que se ordeñe en la zona sur del estado. La verdad que no vi voluntad por parte de la Sedarpe”.

Explicó que actualmente la planta de leche de Bacalar se encuentra en deterioro porque desde hace varios años dejó de funcionar, “pero bueno, con voluntad y echándole ganas se podrá rehabilitar en beneficio de los productores de leche de vaca”.

Por otra parte, afirmó que los centros de acopio de leche de vaca no funcionaron porque no fueron planeados por parte de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y se construyeron en zonas donde no existe producción.

Por ejemplo, dijo que el centro de acopio que se construyó desde hace varios años en Miguel Alemán, municipio Bacalar, no está concluido, pues le hacen falta cables, transformador de energía eléctrica, entre otros, “no sé si no hubo recursos para eso, pero la verdad es que sigue inconcluso.

“El que se construyó en la alcaldía Nicolás Bravo prácticamente tiene de todo, pero no funciona; el otro se encuentra en Morocoy, municipio de Othón P. Blanco, en donde no existe ordeña, por lo que desconozco con qué intención la construyeron en esa zona”.

Afirmó que “desde un principio las autoridades de la Sagarpa construyeron centros de acopio en zonas en donde no se requieren, es por ello que son obras que quedan como ‘elefantes blancos”, todo por no consultar a los verdaderos productores de leche de vaca, ya que si nos hubieran tomado en cuenta, otra cosa fuera, porque nosotros sabemos en dónde se ocupa y dónde no.

“Yo hasta el momento no sé cuál fue la intención de que los construyan en esas zonas, pues no están captando ningún litro de leche de vaca, mientras que en donde verdaderamente se necesita, como en la comunidad de Río Verde, municipio de Bacalar, los productores andan batallando para acomodar su ordeña”.

Expresó que actualmente en la comunidad Río Verde se producen alrededor de un mil 500 litros de leche de vaca, mientras que en los pueblos en donde se construyeron los centros de acopio están como “elefantes blancos”.

Dijo que actualmente el litro de leche de vaca está mal pagado, pues se encuentra entre los cinco y seis pesos, por lo que no puede ser posible que un litro de agua cueste entre los 15 y 18 pesos.

Señaló que si el gobierno quiere meter las manos, que lo haga bien, pues hay que rehabilitar la planta de Bacalar, entregársela a una persona en comodato y rehabilitar los centros de acopio que en estos momentos están en malas condiciones.

Finalmente, expresó que la producción de leche de vaca en los últimos años se desplomó, pues de 15 mil litros diarios pasó a cinco mil, por el desánimo que existe en este sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here