Carlos Urzúa renuncia a la Secretaría de Hacienda, acusa decisiones de política pública sin sustento

0
50

Ciudad de México.- Carlos Urzúa se convirtió en el segundo funcionario del gabinete de Andrés Manuel López Obrador en tirar la toalla. A través de su cuenta de Twitter, el secretario de Hacienda informó de su renuncia como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. En su mensaje en la red social, Urzúa agradeció al presidente López Obrador la oportunidad de servir en el actual gabinete, pero acusó que durante la presente administración se han “tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”.

“Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que ésta pueda tener y libre de todo extremismo, sea éste de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”, dijo en la misiva publicada a través de su cuenta personal en Twitter.

Carlos Urzúa Macías se sumó a la lista de funcionarios que han dejado sus cargos en el primer semestre de gobierno de López Obrador, entre los que se encuentran Germán Martínez Cázares, quien renunció como director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y Josefa González Blanco Ortiz Mena, que presentó su renuncia como titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), tras provocar el retraso de un vuelo comercial de Aeroméxico en mayo.

El reclamo de Urzúa

Urzúa expone en su carta que le resultó “inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”.

El funcionario renunció en un momento crucial en el que él se deberá entregar el primer Paquete Económico del 2020, el cual integra la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos.

Urzúa Macías era considerado como uno de los mejores funcionarios que podía tener el actual gobierno por sus capacidades técnicas y por mantener una visión de disciplina fiscal en las finanzas públicas del país.

Era una ficha de confianza para los inversionistas, pues proponían estrategias fiscales que prometían un superávit primario, menor gasto y mayores ingresos.

Durante los primeros meses de la administración de López Obrador también han surgido rumores sobre renuncias de otros colaboradores muy cercanos al presidente. En abril trascendió que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, había presentado su renuncia; el propio López Obrador desmintió la versión. Mientras que el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, tuvo que desmentir en mayo el rumor de que había presentado su dimisión.

 

EL ECONOMISTA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here